Técnica Alexander

¿Para quien es la Técnica Alexander?

Dolores y lesiones

La Técnica Alexander ayuda a liberar tensión innecesaria y de esta manera calma dolores provenientes de contracturas y sobreesfuerzos. También es de poderosa ayuda en el caso de dolores posturales o aquellos causados por hábitos de uso muscular pocos favorables para el organismo todo.

tecnica03

 

Músicos – Cantantes – Actores – Bailarines

Como toda actividad cuyo instrumento fundamental es el propio cuerpo, en las artes escénicas, la Técnica Alexander permite mayor libertad y fluidez en el movimiento y de igual manera nos enseña a hacer consciente lo que sucede en todo el organismo al momento de ejecutar un instrumento, de cantar, bailar o actuar. Por otro lado, la toma de consciencia del propio organismo, y el trabajo profundo sobre la observación, desarrollan una mayor presencia escénica. “Presencia”, como una manera de estar en el aquí y en el ahora.

En el caso de los músicos instrumentistas, son muy comunes los dolores en manos, antebrazos y muñecas, e incluso el desarrollo de tendinitis, esguinces, y otras patologías que interfieren en las actividades y por ende en el desempeño musical causados, en la mayoría de los casos, por una sobrecarga muscular y por un uso postural incorrecto. En este caso la Técnica es una maravillosa herramienta para deshacer aquellos puntos de tensión al momento de tocar y tomar consciencia de la sobreexigencia muscular que se ejerce innecesariamente.

Los Cantantes, Actores, Locutores, Oradores o cualquier persona cuya profesión dependa del uso de la voz, desarrollan a partir de la técnica mayor capacidad y coordinación respiratoria, lo que permite que el canto, el habla, la declamación y el discurso sean mucho más libres, sin interferencias ni bloqueos producidos generalmente en la musculatura abdominal, o en la del cuello y espalda, así como también trastornos en la articulación temporomandibular.

En los Actores, los resultados obtenidos a partir del uso de la técnica optimizan la actividad actoral, el uso de la voz se ve enormemente beneficiado por una respiración más fluída y una coordinación muscular más apropiada y cualquier exigencia física que demande determinado personaje será contemplada bajo la luz de la toma de consciencia de los músculos que intervienen y de un uso más apropiado para el desempeño en el escenario.

Los Bailarines también se ven beneficiados con la práctica de la Técnica Alexander, logrando capacidad para usar el cuerpo con eficacia y fluidez, eliminando hábitos relacionados al “hacer” específico de la danza, que se traduce en muchos casos en tensión, desgarros, etc.

La Técnica Alexander es, en la actualidad, materia obligada en los principales conservatorios y escuelas de arte del mundo, como Julliard School en New York, la Royal Academy of Dramatic Art, Londres y la Royal Academy of Music, Londres, por dar algunos ejemplos.

 

Deportes

Mejora el rendimiento, y el desempeño deportivo al canalizar de manera productiva el movimiento y el uso muscular. Previene lesiones y ayuda a la pronta recuperación de las ya producidas.

En conclusión

La Técnica Alexander es una poderosa herramienta que nos enseña a mejorar el uso de nosotros mismos, a optimizar el uso muscular sin utilizar energía o tensión innecesaria. Por lo tanto cualquiera sea la actividad que realicemos, siempre nos veremos beneficiados al reeducar los patrones de uso que de algún modo interfieren en nuestro desempeño cotidiano. Sentarnos, pararnos, caminar, utilizar la computadora, dibujar, nadar, conducir un automóvil, etc. En toda actividad que realicemos tenemos la posibilidad de reeducar aquellos hábitos perjudiciales y encontrar nuevas posibilidades para movernos con libertad, sin tensión y sin estrés.